• iconique

We cant stop!


Hoy me he detenido unos minutos en mi día para darme cuenta de cuantas cosas buenas no he festejado, pues las ocupaciones diarias me han consumido tanto que he olvidado celebrar. Además, advertí que ni siquiera tenía idea de cómo hacerlo, pues más bien yo soy de esas mujeres que somos felices en nuestras casas: viendo una movie en blanco y negro, con algún postre vegano, junto con Paches, Maddi, Ginger, que son mis mascotas, y con mi esposo. Definitivamente esa sería mi forma perfecta de festejar, pero últimamente ha sucedido tanto que tengo la sensación de que debería hacer un poquito más. Por lo tanto, decidí hacerlo aquí, junto a todos ustedes, determiné que se tienen que enterar y festejar conmigo… pero para que no se sientan sin rumbo, les contaré el motivo de la celebración:

La primera de todas las razones que les compartiré ocurrió el 5 de julio. En este día tenía agendado un evento que significaba bastante para mí personalmente, el Club de emprendedores. Esta es una reunión que se hace en mi ciudad, en donde un grupo numeroso de emprendedores con un montón de propuestas interesantes hablan sobre sus proyectos. Para mí esta era una experiencia bastante retadora pues hablar con un público numeroso puede llegar a ser un poco atemorizante. Pero al llegar, comprendí que era un momento para compartir junto con todas esas personas nuestras experiencias de crecimiento, fracaso y aprendizaje. Al escucharlos, entendí que ellos también sintieron en algún momento tanta o más felicidad, euforia, frustración y ganas de superarse a sí mismos como yo lo siento. Me fui satisfecha y con ganas de aprender más y fortalecer lo que hoy tengo en mis manos..

Una semana después, el 13 de julio, nuestras joyas salieron por primera vez de nuestro showroom, hacia el desfile con causa “Inclusión y corazón”, en la ciudad que vio nacer a iconique (Tepic, Nayarit, México). Fue una gran satisfacción para mí y para mi equipo exponernos al público por primera vez en nuestra ciudad. No pudimos pensar en una mejor forma de hacer sentir nuestra presencia que un evento con una noble causa: la inclusión de todas estas chicas que tienen necesidades diferentes y que también son amantes de este mundo como tú y como yo.


Casi un mes después, el 11 de agosto, mi equipo iconique, nuestras joyas y yo pudimos participar en un Fashion Show en colaboración con una agencia de modelos de nuestra ciudad que ya ha dado sus primeros pasos en el mundo de la moda y que intenta, como nosotros, familiarizar a esta pequeña urbe que es Tepic con eventos de esta maravillosa industria.

Estos eventos realizados en Tepic significaron, para mi equipo y para mí, oportunidades de ilustración y alegría, al percibir cuantos prometedores talentos hay en nuestra ciudad. Además, han sido sorpresas gratas pues hasta hoy el talento local solía migrar a otras ciudades, por lo general más grandes, como Guadalajara o Ciudad de México para demostrar allí su capacidad y creatividad. Esto me lleva a reflexionar sobre el escenario en el que Tepic está situada en cuestión de moda y en que tenemos una gran oportunidad de comenzar a crear una cultura más amplia sobre el mundo de la moda.


Pero definitivamente la situación más reveladora en la que nos hemos encontrado fue dos semanas después, el 23 de agosto, durante nuestra participación en la pasarela “Beach Vibes Runway”. Ese fue el día en que despertamos y nos dimos cuenta de nuestra sorprendente realidad: un momento tan emocional en el que pude ver las piezas de iconique fuera de casa. Estaban frente a nosotros igual que todos los días, pero esta vez en un desfile de modas organizado por el Istituto di Moda Burgo, una escuela italiana de moda en México, reconocida por su origen y su alto nivel académico. Además, fuimos de la mano de Step On Fashion, un grandioso Showroom con enfoque editorial, y de Dani Reyes, una Fashion Stylist con estudios en Chicago. Así que ahí estábamos, en el hermoso hotel W, en Punta de Mita, fuera de nuestra burbuja, viendo el fruto de todo lo que mi equipo ha ejecutado, de todas las ideas y de todo el esfuerzo, incluso de complicarnos un poco las cosas nosotros mismos, para que todo salga siempre perfecto (o lo más cercano a eso posible).

Como dije al principio, hoy por fin me di el momento para meditar y hablar con todos, porque era necesario darnos cuenta de todo lo que hemos alcanzado y de que, desde hoy, ya no podemos parar.


#2018 #eventos

19 vistas